FLAVIO Y LA MATRACA EN EL C.C.R.ROJAS, BUENOS AIRES (26/02/2005)

 

 

    "El viernes a las dos de la mañana se apagaron para siempre las guitarras eléctricas de Buenos Aires y de Argentina. Así que Carpito querido, La Matraca y El Enmascarado, para vos... gracias por haberme dejado tocar con vos cuatro o cinco veces, que fueron doce para mí.... Carpo, ya nos vamos a juntar allá arriba a tocar. Pero por ahora... yo no voy" (Palabras de Flavio durante la interpretación de Mal Bicho)

 

 

   Eran las 9 de la noche del sábado cuando llegué a la puerta del lugar donde se presentaba "La Matraca y el enmascarado", un espectáculo con el que cerraba un ciclo que durante febrero se dedicó al carnaval y a las máscaras, y con el que se festejaban los 10 años de "El corsito", pasquín dedicado al tema con una impecable y minuciosa investigación histórica de Coco Romero. Además, es el encargado del evento, de los talleres de murga que se dictan en el Rojas y de dirigir y encabezar el coro La Matraca (www.corolamatraca.com.ar)

 

    Una vez en la puerta del lugar, faltando una hora para el comienzo, solo recibí recomendaciones de que saqué urgentemente la entrada. Las razones: el día anterior mucha gente quedó afuera porque la capacidad de la sala es de solo 150 butacas, algo que, después de Cromañón, se cumplió a rajatablas, al punto de que ni siquiera pudieron entrar invitados de los músicos.

 

    El sonido de una matraca irrumpió el silencio y dio inicio al ritual, acompañado de un spot que rescataba de la oscuridad unas máscaras colocadas al frente del escenario. Con una presentación referida al tema, acompañada de bombo, tambor, silbato y palmas, fueron apareciendo uno a uno los delirantes personajes de La Matraca: un mulato, un payaso pobre, un gaucho, una tenista, un bufón, un mosquetero, un arlequín, una monja y un monje.

 

    Sin pausa alguna, la guitarra de Coco da comienzo al repertorio murguero, donde ya se comienzan a lucir los arreglos vocales de la agrupación, que distan de los cantos de barricada que se acostumbra a escuchar en corsos, pero que no se aparta de su esencia. Todo lo contrario: lo que se intenta es rescatar canciones y modo de canto de carnavales de antaño: volver a las raíces. Algo que hacen de manera fresca, ofreciendo una estética visual muy interesante y bizarra a través de los personajes que encarnan, entreteniendo a los espectadores para que el interés no decaiga y terminen siendo partícipes de ese carnaval que se recrea.

 

    Presentadas por Coco Romero (el único que habló en "tono serio") iniciaron el repertorio con 14 de mayo (de Sacate el almidón) y la Murga de la justicia (de Uki Tolosa). Se suma al escenario, disfrazado de monje, el correntino Cachito Ferreyra, dando un toque adicional de color musical con su clarinete. Momento en que se da inicio a "Y esto qué es? Verdurita!", una marcha que daba nombre a una agrupación de La Boca de los años 50, con mucho humor y con miembros de la Matraca "portando" gigantes zanahorias de utilería.

 

    Luego llegó la tanda: relato radial de publicidades a la vieja usanza y con humor, claro, dándole el pie a Coco para que presente "Banderín sentimental (brillito)", compuesto junto a Raimundo Rosales, un poeta de Saavedra. Bajando los decibeles, con guitarra y clarinete, con el canto del director al frente, prosiguió "Ruedo", un poema de César Domínguez. Piantados de remate fue el fin del set exclusivo de La Matraca, al que le siguió una tanda intermedia con el delirante sorteo de "la matraquita del amor" y el anuncio de la web www.lamatracacoro.com.ar, donde podrán ver fotos de esa noche y más info.

 

    Promediando el recital, Coco Romero agradeció por los útiles escolares que se donaron a cambio de entradas y que serán entregados a una escuela de la primera sección de Tigre. En ese momento, ante rotundos aplausos, se sumó Flavio "El Enmascarado" Cianciarulo "un compañerazo que conocimos el año pasado y con quién pudimos compartir algunas aventuras musicales". Se ubicó a la izquierda del escenario y se hizo cargo del bajo acústico para dar lugar a Murga Vuelo Brujo, de Gutural, banda que hacía canciones durante la dictadura y que permanecen en actividad. Siguió Llegó el murgón (acompañado por baile en los pasillos de la sala Batato Barea), la acústica Nariz, la presentación de los personajes de La Matraca y de "cachivache de invitado" en referencia a Flavio, dando comienzo a "su set".

 

    Arrancó con uno de su última etapa: "Placita Cazón, allá por Tigre...", dijo El Enmascarado, y tal como pasó en el disco y en la presentación de Cachivache! en El Teatro, el coro La Matraca se sumó a esta simple y hermosa canción. A continuación, una seguidilla de éxitos Cadillacs conformada por Manuel Santillán el león, Mal bicho y Vos sabés, con increíbles arreglos vocales, propios de la murga que les dio un tono muy diferente. Entre tema, preguntó si Rotman estaba presente, recibiendo silencio como respuesta. A esa altura el baile y el calor ya se habían apoderado del lugar, y el silencio respetuoso con el que comenzó la velada era reemplazado por cánticos de aclamación al eterno bajista cadillac.

 

    El show iba llegando a su fin... Flavio le pidió a Ale Carabagio, bombista que lo acompaña también en La Mandinga, que le de entrada a "El toque porteño", el más murguero de los temas de "Chachivache!", que menciona numerosas agrupaciones de Buenos Aires y en el que gran parte del público, como algunos miembros presentes de Mamá que Kalambre, mostró su destreza con el baile. Como cierre prosiguió Coplas y flores, de 1938, pero la auténtica retirada murguera, conformando una especie de bis, se dio con "El baile del negro", con todos los partícipes bajando del escenario y desfilando y bailando junto a la concurrencia hasta la puerta de la sala.

 

    Luego de sacarse su atuendo, Sr. Flavio firmó autógrafos y se sacó fotos con quienes lo esperaban en la puerta. La noche siguió en La Continental con pizza, fainá, cerveza y un gran contingente feliz por lo logrado sobre el escenario, y motivados para programar una nueva presentación, imaginada en un lugar más grande, para que nadie quede afuera.

 

 

 Flavio y La Matraca

 Sala Batato Barea - Centro Cultural Ricardo Rojas

 Buenos Aires

 26 de febrero de 2005

 

01) Presentación máscaras

02) 14 de Mayo

03) Murga de la justicia

04) Y esto qué es? Verdurita!

05) Tanda

06) Banderín sentimental (brillito)

07) Ruedo

08) Piantaos de remate

09) Sorteo de La Matraca del amor

10) Presentación de Flavio "El enmascarado"

11) Murga vuelo brujo

12) Llegó el murgón

13) Nariz

14) Presentación miembros

15) Placita Cazón

16) El león

17) Mal bicho

18) Vos sabés

19) Coplas y flores

20) El baile del negro

 

 

Crónica: Vito Rivelli

3 de marzo de 2005

Buenos Aires