Entrevista a Astor Cianciarulo, Revista Croniquita (Diario Crónica)

Domingo 18 de noviembre de 2007

 

 

 

PODEROSO EL CHIQUITIN

 

Astor Boy es el baterista más joven del rock nacional con tan sólo diez años. La banda en la que toca se llama Misterio y la creó junto a su papá Flavio Cianciarulo, ex bajista y compositor de Los Fabulosos Cadillacs. "La música es algo brillante", afirma.

Qué tal si armamos una banda?". Cuando recibió esta propuesta de parte de su papá Flavio Cianciarulo, ex bajista y compositor de Los Fabulosos Cadillacs, Astor no dudó un segundo en aceptarla. Rápidamente ambos transformaron su casa en una gran sala de ensayo. Flavio tomó la guitarra eléctrica y comenzó a escribir las canciones, mientras que el chico de diez años que hoy se ganó la tapa de Croniquita se hizo cargo de la batería, el instrumento que empezó a tocar cuando tenía tres y medio, siguiendo los consejos que le iba dando su padre. "Elegí tocar la batería porque es el instrumento más fácil de aprender. La guitarra, por ejemplo, es mucho más complicada y cantar tampoco se me ocurrió porque me pierdo y no puedo seguir el ritmo", cuenta Astor y enseguida
agrega: "Me encanta compartir la música con mi viejo, es como un amigo para mí. Si un día tengo que estar en una banda en la que él no estuviera, me sentiría medio perdido". A los cuatro años comenzó a tomar clases con el recordado Norberto Minichillo, un eximio baterista de jazz; ahora, su profe es Guillermo López. "Todos los días practico, aunque sea 15 minutos. Por suerte, en el barrio donde vivo, los vecinos son copados y no se quejan de los ruidos", agradece. Seleccionar el nombre del grupo fue una tarea menos sencilla que crearlo. "La verdad no sabíamos cómo ponerle, entonces quedó Misterio. Al principio fuimos un dúo, después llegó el contrabajista Nicolás Valle y se formó el trío.

 

 El primer show fue en una convención de tatuajes y no me puse nervioso para nada", recuerda el batero más pequeño del rock nacional y que sale a escena como Astor Boy "Mini-Moon". Misterio tiene editado un disco llamado "Beat zombie", que contiene diez temas y se consigue en todas las disquerías del país, y cuenta con un espacio oficial que es www.myspace.com/misterio-rock. El 28 de setiembre pasado se presentaron en el Club Ciudad de Buenos Aires, en una de las fechas del festival Pepsi Music. "Fue el lugar donde más me gustó tocar porque era al aire libre y también fue la vez para la que más gente toqué. Por mi edad muchos se sorprenden cuando me ven en el escenario", comenta. Una costumbre de la mayoría de los bateristas es lanzarle al público los palillos cada vez que terminan un recital. Sin embargo Astor no está tan de acuerdo con ese ritual. "Si los tiro le puede pegar en la cabeza a alguien. Lo importante es que se copen con los shows y que la pasen bien", se justifica.


Escuela, Playstation y rugby


Este fanático de la música punk va al colegio Antonio Berni de General Pacheco y algunos de sus compañeros ya se dieron el gusto de ir a verlo en vivo. Le va bien en todas las materias; Lengua es la que más le gusta y con Matemática no se lleva muy bien. En la escuela también practica rugby, ocupando la posición de hooker (el encargado de lanzar la pelota en los lines, entre otras funciones). Por eso su opinión es muy valorada a la hora de analizar el tercer puesto obtenido por el seleccionado argentino en la copa del mundo de Francia. "Lo de Los Pumas en el mundial fue excelente. Me puse un poco mal cuando perdieron contra Sudáfrica, pero la actuación fue histórica", sintetiza. Otros hobbies de Astor son jugar al Guitar Hero, al Fifa Street 2 y al Winning Eleven en la Playstation 2 ("Cuando mi papá viaje a Estados Unidos me va a traer la Xbox 360", se ilusiona), y escuchar música en el Ipod. Para el final "Mini-Moon" les deja un secreto a todos los lectores que tocan la batería o quieren empezar a hacerlo. "Hay que practicar mucho. Primero hay que aprender los ritmos básicos y después ir soltándose de a poco", recomienda.


Una vez que finalizó la nota, Astor se fue con su padre a realizar una prueba de sonido, ya que esa misma noche brindaron un concierto. No bien el pequeño batero, luciendo orgulloso su remera de Mazinger Z, se puso a tocar, despertó el mismo comentario en todos los presentes: "Poderoso, el chiquitín, ¿eh?".
 

Martín Arcuri
Fotos: Eugenia Rodríguez

 

 

 

 

 

 Solo de Astor en muestra anual de batería (Prof. Guillermo López Galán)

 

 Dúo de batería en muestra anual de batería (Prof. Guillermo López Galán)

 

www.lfcrarezas.com.ar / 2007

info@lfcrarezas.com.ar

------------------------------------------------------