Presentación de "Cachivache!", solo para su público

FLAVIO Y LA MANDINGA EN NICETO

 

    A pura emoción, Flavio se presentó con La Mandinga en Niceto. Quedó ampliamente demostrado que su nuevo camino se completa en vivo, donde el recital es "al palo", sobre todo en las secciones de ska furioso. Todo esto intercalado con repertorio "fabuloso", algún hit de siempre mezclado con temas más propios de quienes conocen a fondo la discografía de la banda más grande de Argentina.

    Comencé la noche tipo 22.30 en la calle. Con muchos amigos habíamos creado tanta expectativa durante la semana que nos pareció extraño llegar y no ver a casi nadie en la puerta. Pero el grueso de gente cayó más tarde y poco antes de la medianoche se concretó una de las sorpresas: por la puerta de ingreso del público, como por arte de magia, aparecieron Flavio y sus músicos golpeando los cueros.

 

 

 

    Se hizo una improvisada ronda en medio de la vereda, para dar lugar a un set de murga. Algo especial, de esos detalles que quedan en la memoria para siempre. Flavio decidió romper, al menos por un instante, esa relación algo distante que existe cuando un músico toca desde un escenario, decidiendo mezclarse y regalar un momento musical entre su público, una comunicación directa... algo que se va a intentar repetir siempre que se pueda.

 

    Una hora más tarde empezó el set "oficial" sobre el escenario, una vez más con Flavio enmascarado, su pequeño hijo Astor tocando bien al frente (siete años, muy seguro, cero nervios) y Pedro "Pipi" Fernández (presentador de Mamá qué kalambre) anunciando a Flavio y La Mandinga.



    Ya deben saber que durante la semana el ex-Cadillac organizó una convocatoria entre los visitantes de lfcrarezas para que digan qué tema en especial quieren que haga. Era imposible hacer un conteo estricto ya que la lista final era de lo más variada (difícil es coincidir entre tantas buenas canciones). Cerca del final del show, anunció que iban a tocar "Sopa de caracol"... todos nos miramos, y hasta el Pelado Rosati (batero) quedó desconcertado. Aunque hubiera sido medio bizarro escuchar el tema en vivo, era solo un chiste, dando lugar a "Manuel Santillán, el león" y al estallido del público. El otro anuncio fue el de leer las banderas: hasta donde le dio la vista cumplió con lo prometido!

 

    Entre las sorpresas hubo también un enganchadito de "Calaveras y diablitos" y "Rudy (un mensaje para vos)". Muchas remeras Cadillacs, algunas de seguidores que por su corta edad, nunca habían llegado a ver a la banda en vivo, y que ahora al menos tienen la posibilidad de tener al corazón del grupo versionando algunas. Por otro lado había un grupo de cuatro o cinco murgueros, que habrían un círculo para bailar con todo canciones como "El golpe porteño", mientras el Brujito hacía lo propio sobre el escenario.

 

 

    Un amigo que siguió a los Cadillacs desde los '80 dijo que la onda del recital le hacía acordar a aquellos shows pre-Matador en Prix D'ami, donde tal vez no había una multitud, pero la energía era más arrasadora que la de cualquier Estadio Obras. Según pude escuchar por ahí, hay ganas de seguir tocando próximamente en reductos, donde siempre hay una relación directa músicos-público.

 

    Frente al escenario estaban Sergio Rotman (comenzando a festejar sus 40) y Dany Lozano bailando y gritándole a su ex-compañero. También Nando Ricciardi fue a ver a los Mandingos y Toto Rotblat incluso subió a impresionar una vez más, tocando -si la memoria no me falla- en Vos sabés y Mal bicho.

 

 

    El único tema de los Mandingos que faltaba hacer -y que apareció esta noche- es "Milonga mariachi watusi" ("...perdimos, pero somos campeones..."), que ya lo había estrenado en algún show de Calaveralma, en el ciclo de El Club del Vino. Otro sonido, otra banda... 

 

    El sonido fue correcto. Solo algunos problemas con el amplificador de guitarra de Flavio, que retrasaron la salida de Agujeros. Sobre el final subieron dos pibes a tocar, y fue una lástima que ya terminando les hayan acercado un micrófono.

 

 

    Muchos llegaron con las letras de "Cachivache!" bien sabidas, notándose los coros en temas como "Quinto bitle", "La sintonía de Gardel" (tal vez el más "explosivo"), "Voy en llamas" y -por supuesto- "Agujeros". La alegría se extendió durante todas las canciones: todos bailaron, saltaron, cantaron pidiendo la vuelta de los Cadillacs, pero en ningún momento hubo una muestra de irrespetuosidad hacia los músicos.

 

    Quiero aprovechar públicamente para agradecer a Flavio por el apoyo que viene ofreciendo hacia este site y por la dedicatoria. Lo conozco de hace poco, me sorprendió su humildad y me pone contento que esté pasando un gran momento, y que además decida compartirlo y transmitirlo a su público. Fue todo demasiado emocionante, y sé que los amigos que estuvieron presentes -no lo digo por compromiso- también se fueron felices a sus casas, con la sensación de haber vivido una gran noche.

 

    Seguramente me estoy olvidando muchos detalles, que iré agregando durante la semana...

 

 

   

 Flavio y La Mandinga

 Niceto - Palermo - Buenos Aires

 Viernes 5 de noviembre de 2004

 

Presentación en la calle

-----------------

01) Intro tambor/murga
02) Brujos caníbales mandingos
03) Quinto bitle
04) Guns of Brixton
05) Agujeros
06) Milonga mariachi watusi
07) Canción del N
08) Cumbia para la virgen
09) Matarife
10) Xochitl
11) Calaveras y diablitos / Rudy (un mensaje para vos)
12) La sintonía de Gardel
13) Botellas rotas
14) Cartas, flores y un puñal
15) Paquito

16) El toque porteño
17) Manuel Santillán, el león
18) Vos sabés
-Bises-
19) Muero con vos
20) Voy en llamas
21) Mal bicho

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Crónica: Vito Rivelli

Fotos: Vito Rivelli/Ceci Ruggieri /Kelvin Malave

6 de noviembre de 2004

Buenos Aires