Repercusión de "Bares y fondas"

LA PRENSA OPINA POR PRIMERA VEZ

 

 

En agosto de 1986 sale a la venta ‘Bares y fondas’, disco con el que los Cadillacs comenzaron una carrera que lleva una década y media, tiempo en que dieron forma a más de diez producciones discográficas. Aquí, extractos de la repercusión que tuvo su aparición, a través de cuatro publicaciones rockeras:

 

 

 

 

  ROCK & POP (Agosto 1986) 'Bares y fondas' (crítica)

 

Si alguna conclusión pudieron ver quienes vieron alguna vez a los populosos Cadillacs en concierto, ésta seguramente poco tiene que ver con el sonido o la prolijidad de la performance de la banda en los escenarios: lo que siempre atrajo de los ska boys fue el feeling, esa constante energía que de cada show crea una fiesta.

 

En los estudios, lo más probable es que toda esa magia se pierda y por eso allí más que en ningún otro lugar los grupos deben enfrentarse a su realidad musical. La tarea de trasladar a Los Fabulosos Cadillacs al vinilo se hacía una tarea difícil, a la que decidió enfrentarse el polifacético Daniel Melingo.

 

Lejos de haber captado la energía del grupo, la experiencia Cadillacs-Melingo resultó exitosa al encontrar otras facetas, que van más allá del simple ska y que ya se sabe tienen Los Fabulosos Cadillacs cuando lo hacen. Pero sin embargo -y quizás paradójicamente- el ska de 'Yo quiero morirme acá', 'Belcha' y otros es lo menos interesante: la gracia de esos temas en vivo sigue siendo insuperable. Cuando el grupo decide cambiar e incursionar en otros terrenos, como el caliente soul beat de 'La manera correcta de gritar', se produce lo mejor.

 

 

 

 

CANTAROCK (Julio 1986) ‘Los fabulosos Cadillacs’

 

Se constituyeron en banda hace dos años, coparon bares y tugurios de cuarta, actúan en montón y por asalto, son rude-boys por elección. Temidos en sus casas, buscados por la prensa, los televisan y los nombran en la radio, acaban de grabar su primer disquillo y se hacen llamar Los Fabulosos Cadillacs.

 

(...) son cultores y predicadores del ska, un ritmo jamaiquino más acelerado que el reggae. Esta es la base de sus temas y la propuesta original del grupo. Su música es energía pero en bloque, tiene una percusión machacante, redobles muy marcados –bien de banda de pueblo- y siempre están presentes los teclados que sostienen melodías. Los vientos son potentes, afónicos; a veces suenan como graznidos.

 

(...) “Bares y fondas” va a estar en las disquerías en agosto, ahora los Cadillacs se aprestan a filmar un video sobre los temas centrales “Silencio hospital” y por ahí “Correcaminos”, una versión excelente del legendario “Mitmit”. La tapa del disco va a ser armada sobre una idea original de la pandilla y se trata de una foto sacada en un bar con los músicos acodados en la barra. La foto va recortada sobre una tela escocesa o de tweed con el logo impreso arriba. En el sobre interno se incluye la letra de los temas que generalmente están compuestos por Gaby, un cantante muy sentimental, conocido pendenciero de Boedo, que pega unos gritos sordos y tremebundos en los shows.

 

Los Cadillacs son adoradores de los Mandess, la cumbia, la Joe Jackson Band; Michael Caine, los zapatos crepies, los gorros bizarros y las damiselas copadas. En sus horas libres acuden a otros conciertos y algunos de ellos se dedican a estudiar sus instrumentos. (...)

 

 

 

 

 

MAGAZINE 220 (Agosto 1986) “Una manera de divertir”

 

Dentro de los grupos de extracción under, uno de los que genera mayor expectativa, es Los fabulosos Cadillacs. La banda acaba de editar su primer disco llamado “Bares y fondas”(...)

 

Las letras pertenecen al cantante Vicentico 200 y no aluden a un aspecto en común, sino que hablan tanto de cosas sin sentido, como de algunas un poco más elaboradas (...)

 

En cuanto al género musical, Cadillacs es un grupo intermedio entre el ska y el reggae y el soul, tal vez influenciados por gustos cercanos a Specials, Selecters y Bob Marley. (...)

 

Dentro de los objetivos de la banda, está principalmente el hecho de apuntar hacia el profesionalismo. (...)

 

 

 

 

PELO (Agosto 1986) “Más sanos que nadie”

 

Ciertamente una de las propuestas más originales de este año 1986, es la que desde hace casi ocho meses viene brindando una de las mejores bandas nuevas. Se trata de Los fabulosos Cadillacs, un grupo formado por nueve músicos que inspirados en la temática ‘blue beat’, adoptan una postura intermedia entre el ska y el soul, más cerca del simple hecho de tocar que de sonar perfectamente.

 

A pesar de los supuestos aires distantes a la prolijidad, el creciente profesionalismo de los Fabulosos Cadillacs hizo que accedieran ya a su primer disco “Bares y fondas”, el cual cuenta con la producción artística de Daniel Melingo.

 

Progresivamente fue quedando atrás la etapa under y ahora comienzan a difundirse masivamente a través de la radio y la televisión. (...)

 

Pertenecientes a la corriente de bandas que hacen hincapié en el revival, Los fabulosos Cadillacs se apoyan en la más profunda raíz de la música de los años sesenta y de toda su energía. (...)

 

Una de las principales preocupaciones de estos “ska boys” no radica tanto en la perfección instrumental, como en el contacto con la gente. (...) Basta ver lo que ocurre en cualquier recital de los Cadillacs. Toda la gente canta, sabiendo al dedillo los temas.(...)

 

 

 

 

 

VITO RIVELLI

Marzo 2002