"Yo te avisé!!" llegó y arrasó

MATAR UN PERICO, MATAR UN SKA

 

 

No había mucho por agregar, los hechos hablaban solos: el segundo semestre de 1987 le dio el visto bueno a ‘Yo te avisé!!’ –aún cuando permanecía inédito- y todo el país hablaba del éxito de los ‘nueve gorditos’ bebedores de cerveza. Mientras, sus presentaciones se multiplicaban por Buenos Aires y alrededores, en decenas de discotecas.

 

 

La salida del disco nuevo –que se dio recién en Diciembre ‘87- y los numerosos shows fueron la antesala para recibir el verano ’88, tiempo en que el fenómeno Cadillac se terminó de establecer en Argentina, presentando altas cuotas de masividad.

 

Como muestra de esto basta repasar la gira que encararon por los lugares más ‘in’ de la costa argentina, donde Miramar, San Bernardo y Villa Gesell fueron algunos de los sitios en que se presentaron, incluso debiendo regresar en busca de más... Pero no fueron los únicos: este verano fue testigo de la aparición de otros artistas tras el éxito Cadillac, como Los Intocables y Los Pericos.

 

Los primeros tuvieron una relación efímera con nuestros Fabulosos, incluso Gaby pone coros a un tema de su disco debut, que salió a la venta al mismo tiempo que ‘Yo te avisé!!’. El contacto de ambas bandas fue efímero: aparentemente Los Intocables no se bancaban las reiteradas acusaciones de ‘copiones’ que la prensa les hacía. Ellos eran una fotocopia de los Cadillacs, pero lo negaban a rajatabla. En todo caso podemos convenir en que las coincidencias eran muchas. Juan, el cantante ‘intocable’, consideraba:

 

    “Los Cadillacs son muy divertidos pero musicalmente no me dejan nada. Las letras de los Cadillacs están muy trabajadas psicológicamente. En cambio, nuestras letras son mucho más directas, no tenés que ponerte a pensar lo que dicen. Ya pasó la época del proceso en que algunas cosas no podían decirse, ahora hay que decirse todo claramente”.

 

Lo cierto es que surgieron a la sombra del suceso de la otra banda de ska de la Argentina, y estaban más cerca de aparentarse a un invento de un productor discográfico que a una nueva y espontánea propuesta musical. Basta ver una foto de la banda para notar las similitudes en las vestimentas y las poses. Hasta el cantante tiene un aire al Vicentico de los ’80!!! Como legado, Los Intocables nos dejaron al excelente trombonista Fernando Albareda, quien formó parte de sus filas poco antes de la separación, y en 1991 se sumaría a Los Fabulosos.

 

 

Los Pericos, la otra banda que también estaba arrasando con todo en el verano ’88, también tenía características comunes con los Cadillacs, como la rápida grabación del primer LP y el meteórico ascenso. El tiempo demostró que el paralelismo era acertado, y que no se trataba de una copia, sino de carreras que seguían patrones similares. La propuesta ‘perica’ era básicamente la de tocar reggae, un ritmo poco explorado hasta aquel momento por estas tierras.

 

Esta nueva generación de bandas, que trajo un aire de frescura a la conservadora escena local, eran odiadas por bandas rockeras que habían comenzado a pegar poco tiempo atrás. Así, en los recitales de Los Ratones Paranoicos y de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, podía oírse un cantito de guerra que decía “quiero matar un perico, quiero matar un ska”, en obvia alusión a las dos nuevas bandas y en repudio del alcance que adquirieron.

 

En alusión a ese reiterado ataque sin ningún sustento real, Vicentico diría años más tarde:

 

“Yo soy una persona muy inteligente y grande. No soy un ska ni nada. Obviamente se refieren a nosotros, pero no podemos hacer caso a todas las cosas que dijeron de nosotros. Si yo hubiera hecho caso de los que decían que no podía cantar o que los caños desafinaban, hoy seríamos como Los Intocables o algo así, gente que no existe más. Pero a mí no me importa lo que me dicen y por eso estamos donde estamos y hacemos la música que hacemos.”

 

La libertad de prejuicios que enfundaban a los Fabulosos los llevó a seguir el camino que habían trazado, demostrando que sabían bien lo que estaban haciendo y que nadie decidiría por ellos. El tiempo terminó dándoles la razón...

 

Por lo pronto, medios como la revista Pelo hacían comentarios positivos sobre la nueva producción fabulosa:

 

“Como cualquier signo de renovación, refrescante y desprejuiciada, el primer disco de Los Fabulosos Cadillacs –“Bares y fondas”- provocó reacciones diametralmente opuestas. Por un lado, las críticas supuestamente concienzudas que los acusaron como un entretenimiento barato; por el otro, un público muy joven que rápidamente le dio excelente recepción a su música y, además, -y acá está el fenómeno- adquirió formas y modismos de la imagen del grupo. Así, una vez más, el público cambió el rumbo del a historia que cierta crítica intenta señalar.

 

Pero los Cadillacs van a llegar más lejos. Lo demuestra su propia evolución: desde la edición de esa primera placa, la banda comenzó a experimentar un crecimiento que primero se notó en lso shows en vivo y ahora se torna más evidente en la concepción de su segundo disco, ‘Yo te avisé!!’.

 

En su segunda placa los Cadillacs están aún mejor afilados para el éxito: temas como ‘Mi novia se cayó en un pozo ciego’ –hoy por hoy, el gran hit del verano, simple e irónico- ‘Yo no me sentaría en tu mesa’ el mismo ‘Yo te avisé’ anuncian un buen período de reinado en las FM, mientras que otros temas hablan de una sensibilidad para producir buenas canciones, sobrias, sencillas y emotivas –como ‘Muy, muy temprano’ o ‘Estoy harto de verte con otros’- o la agudeza para reproducir fielmente la música de los ’60 (‘Cadillacs’, el instrumental que cierra el primer lado).

 

A partir de su segundo álbum, los Cadillacs comienzan a cumplir un papel relevante dentro de la escena del pop en Argentina: el de la banda fresca, desmitificadora de la supuesta seriedad que muchos intentan imprimirle al género. El que en algún momento tuvieron y supieron llevar bien Los Twist. Y, lo que es más auspicioso aún, con las puertas abiertas al cambio como para que se pueda concebir una personalidad aún más interesante. En ese sentido, ‘El genio del dub’ es el tema que abre las mejores expectativas para el futuro.”

 

    

 

 

VITO RIVELLI

Mayo 2002