Especial 03

LOS DOCE ‘NO’ DE LOS CADILLACS

 

 

En febrero de 1988 salió publicada en la revista Cantarock una extensa entrevista a Vicentico, donde le cuenta a Marcelo Fernández Bitar la próspera etapa que estaban transitando los Cadillacs. Aquí, algunas extracciones de la entrevista, organizadas aquí partiendo de las constantes negaciones del cantante Cadillac:

 

 

 

-         No están todos juntos para las entrevistas: “Si alguna vez se dio fue de pura casualidad. Y tampoco las hago yo exclusivamente. Da lo mismo, si no estoy yo, las notas las hace cualquiera. No tenemos dramas”

 

-          No son ‘cerveceros peleadores’ ni ‘tipos pesados’, imagen que todos tenían de ellos en los primeros recitales: “Esa imagen es bastante verdadera, aunque quizás ahora no tanto porque con el tiempo uno cambia. Si todas las noches que tocamos nos hubiéramos puesto en cerveceros peladores, perdíamos. Nos hubiéramos quedado sin lugares adonde tocar! También es una imagen un poco en joda, porque no somos pesados ni nada por el estilo. Y tampoco somos músicos delicaditos. Creo que en general somos tipos normales, que van a tocar y se quieren cagar de risa. Me parece que esa es la clave.”

 

-         No son millonarios: “A veces dicen cosas rarísimas. En las discotecas, por ejemplo, nos preguntan si vivimos en hoteles. La gente cree ese tipo de cosas, cuando en realidad la mayoría vivimos con nuestros viejos sin dramas. Todavía somos muy pendejos, rondamos los 22 años de edad...”

 

 

-         No tocan para un tipo de público: “Creo que representamos a mucha clase de gente, por más que al principio creíamos que sólo íbamos a pegar en cierto tipo de gente. Después nos dimos cuenta que eso era un verso, porque si lo que hacés te gusta mucho, y sos auténtico, podés abarcar a mucha gente. Nosotros hemos ido a tocar a lugares muy diferentes, como discotecas de la provincia de Buenos Aires, donde primero te tiran un botellazo y después te escuchan, y también teatro y Obras con los radicales, sintiendo la misma respuesta del público. Estamos cómodos con cualquier tipo de gente.”

 

-         No se llevan bien con otros grupos: “Es divertido, porque nosotros no solo puteamos a las bandas grandes sino también a las bandas chicas. Muchos piensan que hacemos esas cosas de puro zarpados, cuando en realidad nos divierte. A mi me super-divierte pelearme con otra banda; me parece polémico y gracioso a la vez. Y creo que hay tipos que lo entienden y también se divierten.”

 

-         No cobran mucho: “Vivimos tranquilos. En Sadaic todavía no cobramos demasiado porque aun no entró la segunda liquidación del primer disco. SI ganamos, es porque tocamos mucho. A lo mejor el cachet no es demasiado alto, pero queremos mantenerlo así para poder tocar seguido. Por eso tocamos tres veces por fin de semana y ganamos, no se, como un buen sueldo.”

 

 

 

-         No tienen problemas con sus padres: “yo me llevo bárbaro. Nunca hubo problemas porque los dos son músicos: mi viejo toca en el San Martín y mi vieja enseñaba piano en un Conservatorio. De todas formas, estudié arquitectura hasta el año pasado, y Aníbal y Mario aún hoy siguen, están en cuarto año, incluso con buenas notas. En la Facultad nadie entiende nada!”

 

-         No rompen cosas en el escenario: “La música que hacemos permanentemente hace de catarsis. Si hay que sacar algo afuera, lo hacemos directamente, en el escenario. Para mí la clave es que todavía somos muy pendejos y estamos muy tranquilos con lo que hacemos. Las cosas del escenario son sólo cosas del escenario. Es parte de lo que hacés y no es criticable.”

 

-         No son adultos: “todavía somos muy frescos, muy pollos. Digamos que en el escenario aun todo nos pega muy fuerte. En general, por l oque charlamos entre nosotros, lo que se siente arriba del escenario es una magnificación de lo que sentís estando abajo. Todo se potencia, cualquier sentimiento. Por eso, si algo te da bronca (y por bronca entiendo que hayan tipos que se zarpen) lo que sentís es realmente mucha bronca.”

 

 

-         No paran de tocar!!!: “Creo que tocamos todos los fines de semana, salvo uno. No sabíamos que hacer acá, embolados en Buenos Aires! Tocamos muchísimo, demasiado, pero así es como se aprende. Tocar tanto te da más tranquilidad. Yo ahora encaro de la misma forma un show ante 300 o 4 mil personas. Siempre queríamos ver qué carajo nos iba a pasar cuando hiciéramos tantos shows, si nos cansaríamos o qué. Y no, ocurrió todo lo contrario. La pasás bien y te da mejores cosas para componer. Y eso que casi no hicimos giras!”

 

-         No hicieron clips: “Estamos esperando que alguien ponga mucha plata como para hacer algo muy bueno. Nos perdimos lo de Coca-Cola, pero tenemos en claro que el día que lo hagamos, lo haremos muy bien. Tenemos muchas ideas para hacer videos, en general a todos nos gusta el cine e incluso Fernando estudió cine. Podemos hacer buenas cosas y no queremos plantar una cámara y listo. Por eso no hicimos ningún clip, solo filmaciones de presentaciones en vivo. Tenemos ganas de hacer una película con una especie de historia de lo que nos pasó hasta ahora”.

 

-         No es el jefe de la banda: pese a que todos querían apuntarlo como tal por aquellos días la banda tenía muchas puntas. “En general decidimos todo entre todos. Así que por más que yo sea el cantante, o el que está al frente en el escenario, no soy el líder”

 

 

 

VITO RIVELLI

Junio 2002