Apodo del Indio Solari a los Cadillacs
"Fabulosos pedorretas"

 

    ...en una entrevista aparecida en el Sí de Clarín, el Indio Solari (de la desaparecida banda Redonditos de Ricota) se refirió despectivamente a los Cadillacs llamándolos "Fabulosos pedorretas".


"—Alguna vez dijiste: "Espero un cambio tan grande que me deje afuera". ¿Será ése?
—También digo en el disco que "los sesenta fueron tres putos años, nomás". Fueron eso de locura y tuvieron una inercia muy rica. Yo estoy desaforado cuando veo a los pibes de las bandas nuevas diciendo: "No hay que tomarse las cosas en serio" o "una canción no cambia el mundo". Esto último puede ser cierto, pero para alguien como yo, que tiene una noción constructivista de la vida, si algo cambió mi mirada, cambió el mundo. Me pasó eso cuando escuché por primera vez a los Beatles, a Dylan. Creo que también tienen que existir los "fabulosos pedorretas", tiene que haber de todo, pero alguien tiene que pretender (ni siquiera pido que lo logre) algo más serio." Suplemento Si!, Diario Clarín, 3 de diciembre de 2004

 

    Anteriormente, cuando aun era un "Redondito", había usado la misma expresión al referirse al éxito de "los gordos" en el exterior, en otras notas:

 

     “Recién ahora están apareciendo en México Café Tacuba y otros grupos interesantes, pero en realidad siempre ha sido una cadorcha... A mí no me interesa formar parte de la onda Guatezuela, esos lugares que se baja uno del escenario y sube Pantoja, cualquiera... Cuando veías que se hablaba del éxito de los Fabulosos Pedorretas o quien fuese a tocar por ahí, y después veías que se bajaban ellos y aparecía otra gente que no era del rock... veías a la música no como vehículo de una cultura sino como un entretenimiento.” La García, Enero 2001

 

    "Eso tiene que ver con la magnitud. Podes distribuir vos cuando vendes 2 mil placas... y no se: es mucho 2 mil placas. Hay que andar moviéndose, en taxi, llevándolas... De movida también hay un circuito medio cautivo de esas cosas; no es que vos podes llegar, toc toc: "Mire yo soy de la banda Los Fabulosos Pedorretas, acá le vengo a traer..." El primer álbum lo distribuimos nosotros; después nos dimos cuenta que nos llevaba un toco de tiempo y de que en realidad no funcionaba. Encima sucede que ya en esa etapa es una negación a cara de perro, como la negación que vos haces cuando contratas cualquier otro servicio; es decir: tenemos el producto terminado, fabricado, todo completo, ¿a usted le interesa venderlo? Si, como no me va a interesar vender un producto que va a vender mas de 300 mil unidades... Elegimos la Distribuidora Belgrano, que es un negocio medio familiar: son unos gallegos, los Amorena, y es como hablar con maestro mayor de obras; no hay una Gerencia de Ventas, ni esas estructuras que ni se como de transan con ellas. Ese es el lugar que hemos aceptado. Ahí ya no hay ninguna agencia que pueda desvirtuar el producto estético o artístico. Les da una cosa terminada, llegas a un acuerdo de cuanto van a cargar ellos por la venta de cada álbum, y lo sacan y lo ponen, lo distribuyen en todos lados y vos te olvidas." Rolling Stone, Abril 1999

 

 

Vito Rivelli

Lunes 6 de Diciembre de 2004

Buenos Aires