19 de enero de 1985, Mar del Plata. En pleno verano, el dueño de un local nocturno (un “pirado”, según el bajista) dejó tocar a los Cadillacs 57, en l oque sería su primera presentación pública:
 
El lugar se llamaba Vía Fellini. El dueño era un enfermo, que se copó y que nos sacó fotos en un Cadillac... Bueno, tocamos. No había escenario. –relata Gaby- Estábamos al mismo nivel del público y terminamos cagándonos a patadas con la gente”.
 
“Cualquiera que hubiera estado en Vía Fellini en 1985, no se hubiera imaginado nada de lo que vino después”, reconoce Mario. Aníbal aporta detalles de aquel momento: “El lugar era del tamaño de una oficina, con una barra, un escenario diminuto y unas treinta personas”

 

Como pequeño homenaje, estas postales Cadillacs, año por año

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VITO RIVELLI

19 de enero de 2004

Trenque Lauquen