Los Fabulosos Cadillacs

20 años de bares y fondas

A dos décadas de su debut discográfico, los músicos de la banda "desactivada" en 2002 hablan de sus proyectos individuales y de su reciente reunión en un estudio de grabación


    A veinte años de la edición de su álbum debut, Bares y fondas , Los Fabulosos Cadillacs parecen más fabulosos que nunca. En un año en el que los rumores acerca de un posible regreso a los escenarios se oyeron una y otra vez, los integrantes de la banda que torció la historia del rock latinoamericano en la década del 90 están más activos que nunca; eso sí, cada uno por su cuenta y con varios proyectos al mismo tiempo, pero sin olvidarse ni renegar del pasado.

    Dos meses atrás se reunieron por primera vez en un estudio luego de la separación del grupo en 2002, para grabar el tema "La parte de adelante", incluido en el disco tributo a Andrés Calamaro y utilizado como cortina del VideoMatch remixado de Marcelo Tinelli en Canal 13. Más allá de los resultados sonoros, ellos mismos confiesan: "La química del grupo está intacta".

    Aunque, por el momento, nadie se anima a ponerle fecha a un regreso definitivo. Dice Flavio Cianciarulo: "Quizás el año que viene nos juntemos cuando se cumplan cinco años de la separación, quién sabe. Todos estamos muy bien haciendo lo que queremos, pero como no nos peleamos y con los chicos nos seguimos viendo, si algún día nos dan ganas de volver a tocar juntos, lo haremos sin demasiadas vueltas".

    Pero lo cierto es que, desde su disolución, Los Cadillacs se han convertido en una usina inagotable de energía creativa que estalló en mil pedazos artísticos. Mientras Vicentico editará a fines del mes próximo su tercer capítulo discográfico como solista y juega al cantante con proyección internacional, su compadre Flavio no tiene respiro: acaba de editar un libro de cuentos, poemas, canciones y textos; toca en vivo con su banda La Mandinga Project y terminó de grabar las canciones para un futuro disco, a dúo, con su hijo Astor en la batería; además, este año produjo a varias bandas de la escena local, entre ellas, Satélite Kingston, y conduce semanalmente un programa de radio en una señal alternativa.

    ¿El resto? Actualmente Sergio Rotman, que se alejó del grupo cuatro años antes de su real separación pero participó de la reunión cumbre de este año, timonea los destinos de tres bandas: Mimi Maura, Cienfuegos y Los Sedantes; mientras que Ariel Minimal, el guitarrista que ingresó en la última etapa de los Cadillacs pero no participó de la grabación del tema de Calamaro, grabó en los últimos doce meses seis discos (uno con su grupo Pez, otro como solista, tres discos como guitarrista de Litto Nebbia y uno más acompañando a Nebbia y Calamaro); por su parte, el baterista Fernando Ricciardi también se sube al escenario con su viejo amor, Cienfuegos, y con Mimi Maura, al igual que el percusionista Toto Rotblat, que, cada tanto, también acompaña a Palo Pandolfo en sus conciertos y continúa con su banda Orquesta Jabalí.

    "Hoy podríamos hacer un festival de música sólo con los proyectos que tiene cada uno de los que pasamos por los Cadillacs. ¡Y estaría buenísimo! Porque cada uno hace la suya, tiene sus propias mañas y sus influencias. Pero si juntás todo, tenés el sonido Cadillac", resume Flavio.

La banda en el estudio de grabación donde se reunieron para registrar el tema 'La parte de adelante', que se incluyó en el álbum tributo ¡Calamaro querido! (cantando el Salmón) Foto: SONY

 

La multiplicidad al palo

    ¿Hiperactivos o hiperkinéticos? Nada de eso: artistas en su punto justo de ebullición.

    "Tener un solo proyecto para mí sería un bodrio y, además, la verdad es que no puedo estar quieto en un mismo lado todo el tiempo", se sincera Sergio Rotman, que acaba de sumar una nueva banda a sus tareas nocturnas, bautizada Los Sedantes, que interpreta covers de leyendas del rock británico. "Antes de irme de los Cadillacs, porque me había distanciado de Flavio y de Vicentico, ya tocaba con Todos Tus Muertos, Los Cafres, Cienfuegos y otros grupos al mismo tiempo."

    -Tocando con Mimi Maura y Cienfuegos... ¿qué te llevó a armar otro grupo más?

    -Básicamente, necesidades musicales y espirituales. Demasiados discos de Morrissey y Siouxsie and The Banshees sonando otra vez en casa, música que habíamos olvidado hace años. Además, el placer de volver a armar un grupo sólo para hacer música sin ningún tipo de presiones. Ah, y la excusa para tener a Horacio Gamexane (guitarrista de Todos Tus Muertos) tocando en nuestra banda.

    Para Flavio, el asunto de la multiplicidad artística quizá sea una cuestión generacional. "Crecimos escuchando mucha música diferente y después, cuando tuvimos la oportunidad, mezclamos todas esas cosas en un mismo combo llamado Los Fabulosos Cadillacs. Cada uno tiene inquietudes musicales distintas y no puede obviarlas. En lo personal, me gusta estar ocupado las 24 horas del día y la satisfacción que obtengo tocando con mi hijo (tenemos un dúo que se llama Misterio) o haciendo un programa en una radio comunitaria es inmensa. Para mí es un placer pertenecer a un medio under extremo, sin que yo sea en estos momentos una persona under extrema. Es una experiencia única."


Hiperactivo

    Por su parte, el inquieto guitarrista Ariel Minimal continúa con su función de hormiga trabajadora, editando discos sin descanso, con diferentes formaciones, estilos y propuestas, a través de su sello, Azione Artigianale.

    "Trato de sacarme las cosas de encima -dice- y de experimentar todo el tiempo. Mientras estaba preparando el nuevo disco de Pez y salía de gira con Litto Nebbia, se hizo un hueco y me puse a jugar con un programa nuevo para grabar en la computadora. De ese juego salió mi segundo disco solista, Un día normal en la vida de Ariel Minimal. "

    -¿En tu actitud de grabar sin parar, influyó haber trabajado con Nebbia, un músico que hizo de la multiplicidad una virtud?

    -Un poco sí. Es alucinante estar al lado de un tipo que hace música todo el tiempo. Más allá del bronce, de Nebbia como pionero y todo eso, el tipo hace música todos los días y verlo en acción es terrible, te contagia.

    Minimal no fue convocado para la reunión de este año de la banda, "como Verón en el Mundial", ironiza el guitarrista y agrega: "No sé bien por qué, pero no me preocupa, a algunos los sigo viendo y a otros, no. Hoy la verdad es que no me hago demasiadas preguntas acerca de una posible reunión de los Cadillacs".

    De todas formas, Flavio minimiza el asunto: "Ariel no estuvo pero sí Rotman, que se fue en 1998, y también Luciano Jr., que estuvo en la primera época de la banda. Los Cadillacs siempre fue un grupo donde entraron y salieron músicos, pero todos pertenecemos a la misma familia".

    Rotman asegura que el encuentro "estuvo genial, a la mayoría de los chicos los veo todo el tiempo, pero reunirme con Gaby [Vicentico] fue un placer enorme... ¡Hacía cuatro años que no lo veía!"

    El mismo Vicentico sugirió al respecto: "Fue muy agradable volver a juntarnos en un estudio sin presiones, sólo por Andrés, que es amigo, y por nosotros. Fue muy fácil y enseguida hubo magia".

 

Nota de Sebastián Ramos

Diario La Nación, Buenos Aires

Sábado 9 de septiembre de 2006