VICENTICO Y EL FUTURO DE LOS CADILLACS
"Ahora somos una pandilla de viejos"

 

Mientras reconoce que el Sr. Flavio se va a vivir a México, Vicentico ya prepara su debut solista. Pero la separación es solo de hecho: la banda sigue tocando.

Este fue un año raro y bueno, en muchos aspectos. Se pudo ganar algo de guita. Algo. Porque en otros años, trabajando lo mismo, manteníamos la estructura y cada uno ganaba guita para vivir. Y este año tuvimos que salir corriendo a tocar para ganar algo de guita. Y el Astral nos dio cero ganancia. ¡Hicimos diez conciertos repletos y la liquidación fue nula!".
Bienvenidos a un reportaje a Vicentico: la única estrella de rock local que a la segunda pregunta musical es capaz de responder con semejante declaración de ingresos brutos. Sí: el cantante de los Cadillacs está sentado en la más grande de las cuatro oficinas de LFC Producciones, una casa en Belgrano donde los discos de oro y platino de "la banda más grande de Latinoamérica" se mezclan con la colección enmarcada de tapas-de-revista de Natalia Oreiro, por eso de compartir representante (Aníbal Rigozzi). Y sí, el año fue bastante errático: mucho éxito en México y Centroamérica, diez conciertos con una orquesta de cuerdas en el Astral bajo el concepto Loco Miedo Loco y ahora, un par shows más "convencionales" para cerrar el año. De disco, ni hablar: lo que empezaron a grabar en el 2000 fue y será repartido en discos solistas. El futuro Cadillac será, entonces, más bien como el de la Selección de Bielsa: cuando haya partido, se juntarán para tocar. Y punto. Final.
El pacto periodístico con Vicentico se arma con un par de sketchs: él repite que no sabe por qué está haciendo la nota (aunque tiene que promocionar los shows del 7 y 8 de diciembre en Hangar) mientras uno le vuelve a preguntar por su disco solista. "Estoy grabando y componiendo en casa. Pero me costó mucho trabajo decidir qué uso para mí y qué para Los Cadillacs. Este año nos dimos cuenta de que necesitábamos un tiempo para cada uno. Así fue como Flavio sacó su disco y ya tiene listo otro, Ariel (Minimal) se dedicó a Pez, Fernando (Ricciardi) y el Toto (Rotblat) estuvieron a full con Mimi Maura, los vientos con La Trompetita..."
-Supongo que no tener contrato influyó en esa "libertad"...
-Si, total. No tenemos obligación de darle un disco a nadie.
-¿Ofertas no hubo?
-Si, alguna hubo. Pero, la verdad, tampoco tenemos mucho que ofrecer... Digamos...yo sé que se piensa que a las compañías no le interesan ni Los Pericos ni Los Cadillacs. Yo creo que depende de lo que quiera, ofrezca o pida el grupo. A nosotros, lo único que puede llegar a apremiarnos es el dinero. Cada uno tiene sensaciones diferentes. Flavio siempre dice "sigamos grabando", en cualquier situacion. Yo también... Fernando por ahí no tiene ganas. Cuando todos estemos en sintonía, vamos a volver a grabar.
-Epa...y uno que pensaba que las decisiones las tomaban vos y Flavio...
-No, dentro del grupo vale la opinión de cualquiera. ¿Hay una idea de que Flavio y yo...? En realidad, no sé como se ve el grupo de afuera. ¿Cómo se vé?
-Ehh...y, a esta altura, como una empresa.
-Es una palabra "heavy". Aunque la verdad, no creo que ninguno de nosotros tenga algún conflicto en admitir que lo que hacemos es trabajar. No sé por qué a los grupos que pueden vivir de lo que hacen, les da miedo decirlo. Lo único que me da pena es que se vea así: "La empresa". O que se crea que el nombre es una marca. Si le preguntás a un abogado, te va a decir que lo es. Si me preguntás a mí...¡me chupa un huevo! Nos podemos llamar Los Gordos Chanchos y está todo bien...
-¿La decisión de prescindir del tecladista Mario Siperman también fue conjunta?
-Entre todos. No te voy a decir mucho más. Nunca nos tratamos tan mal como para que haya rencores. A nosotros siempre nos sirvió manejarnos familiarmente, aunque a veces manejarse así es un quilombo. Como dicen en la tele: "Hay afinidad". Eso siempre existió . La diferencia es que ahora somos una pandilla de viejos.


---------------------------------------------------------------------------
¿Debo irme o quedarme?

La inminente mudanza de Flavio a Monterrey (México) volvió a alimentar los rumores de separación de Los Fabulosos Cadillacs. "Que Flavio se vaya no es una barrera para nuestra continuidad: nos encontraríamos donde sea mientras el grupo siga con ganas de tocar".
-¿No les propusieron hacer base allá? Como Los Enanitos Verdes o los chilenos La Ley que...
-¡La concha de tu madre!
Pero...
-Patético. Yo no tengo problema en empezar de cero en ningún lado. Pero Los Enanitos hacen discos que lo único que falta es que le pongan un sticker que diga: "por favor, cómpreme". No digo que seamos: "¡oh, que artistas!", pero ése no es para nada nuestro proyecto.

 

Entrevista de José Bellas

(Noviembre 2001)