Realmente, no era mi intención componer un bolero a la hora de escribir “Galápagos”.


Recuerdo que por esos días vi un documental de tortugas galápagos, gigantes, y pensé …ese es el nombre de la canción que tengo!.


Insisto en que no quería llegar conscientemente al formato de bolero latinoamericano, sino mas bien, a una derivación o lectura de canción lounge bossanova internacional. El tema en cuestión (…y ya lo anticipé en la fiesta rarezas) que llevaba a estimularme de tal modo, era “One better day” de Madness, una suerte de bolero- bossa-canción-británico-internacional-lounge que formaba parte del disco “Keep Moving”. Estaba enamorado de aquella canción, la pasaba y la pasaba cuantas veces podía. Galápagos entonces, se fundamentaba en la directa influencia que Madness ejercía en mi.

Maracaibo, fue un posible nombre que se me cruzó por la cabeza cuando recién a la hora de componer.
Empezábamos a tocar, no recuerdo bien porqué…pero supongo que me habrá gustado por un momento mas que Cadillacs 57. Luciano junior adhería a la causa que no llegó a prosperar. Pero tal vez, por unos minutos, fuímos Los Maracaibo. Wallas, cantante de Massacre, siempre se acuerda de ello, y a veces cuando nos encontramos me recuerda siempre…Los Maracaibo. Era también una directa influencia de la lectura de latinización que tenía Madness en : “The return of Los Palmas seven”.

Cuando puristas del ska se desilusionaban por la latinización cadillac; yo argumentaba que eso nos lo había señalado Madness y The Specials en “More Specials”. Ellos amaban el latin-groove y se notaba, claro está que no llegaron a mas por no ser latinos supongo, en cambio nosotros si.



SR. Flavio.-