Vicentico

Un solista fabuloso

Su primera presentación en nuestra ciudad, sin los Cadillacs, realizará mañana en el teatro Don Bosco. El cantante y compositor le dijo a este medio que el ciclo con la banda que lo hizo famoso aún no está terminado.


 

 Las inmensas ganas de trascender durante la adolescencia, más allá de la calidad musical, fue el motor que de repente lo llevó a la fama junto a Los Fabulosos Cadillacs, allá por la década de 1980.
Los primeros discos estaban llenos de ska y reggae, mientras que sus shows estaban plagados de músicos, instrumentos y descontrol.
Entre esas producciones se encontraban Bares y Fondas, Yo te avisé y El Ritmo Mundial.
"Sonábamos para el c... Pero lo compensábamos con mucha personalidad y un deseo muy fuerte de salir a la luz, de destacarnos, de que nos den bolilla", aseguró Vicentico.
El tiempo y el mercado acompañaron su crecimiento. A tal punto que lograron discos de oro, platino y diversos premios a nivel internacional, como un Grammy.
Pero las distinciones tenían sus razones. Allí estaban en orden de mérito ascendente los discos El León (1992), Vasos Vacíos (1993) y Fabulosos Calavera (1997), una de sus obras mejor elaboradas.
Luego de tanto éxito, 19 años de carrera y 16 discos editados (entre ellos los compilados En vivo en Buenos Aires, 20 grandes éxitos, Obras cumbres, y Hola y Chau ), Vicentico y los demás integrantes decidieron lanzarse con sus proyectos independientes.
Hoy Flavio Cianciarullo trabaja en La Mandinga Project, además de arreglar y componer los temas de Mimi Maura.
Y, ni hablar, del ex líder, quien ya tiene dos placas, Vicentico y Los rayos.
Mañana se presentará en el teatro Don Bosco, a partir de las 22, y se podrán escuchar canciones propias como Tiburón, Los caminos de la vida, Culpable y Se despierta la ciudad, además de otras como Algo contigo , de Chico Novarro, más clásicos de los Cadillacs.

De calaveras y diablitos
--Se comentaba que para Los Fabulosos Cadillacs, nuestra ciudad no era una plaza interesante, que traía mala suerte. ¿Es verdad?
--Nooo. Fui muchas veces a Bahía Blanca y jamás pensamos que Bahía era una plaza jodida. Ni yo ni los Cadillacs. Te puede ir bien o mal, la posibilidad está, pero siempre dimos un espectáculo haya cinco mil o diez personas.
--¿Por qué se separaron?
--Fue una decisión tomada en conjunto, después de haber tocado durante 20 años. La idea era probar, por tiempo indeterminado, cómo nos iba a cada uno con sus proyectos.
--Es decir que no lo das como una etapa terminada.
--No, para nada. Sobre todo porque nosotros jamás lo anunciamos, ni hicimos gira de despedida, ni nada por el estilo. Es más, continuamos con una excelente relación.
--¿Los Cadillacs te hicieron madurar musicalmente?
--Me dieron una experiencia muy importante. Compartí muchos años con una banda super exitosa que vendió millones de discos y viajó por todo el mundo. Me contacté con músicos grossos, aprendí mucho.
--¿Fabulosos Calavera fue la mejor producción?
--Con ese disco nos asentamos mucho musicalmente, aprendimos a tocar y a grabar y se notó.
--¿Hay algo que hoy te puede sorprender?
--Ahora todo me parece una tontería, cualquier cosa que me pongan adelante me parece un chiste al lado de lo que hacía con Los Cadillacs.

¿Más solo que la noche anterior?
--¿Cómo te trata el presente como solista?
--Muy bien, muy tranquilo. Ahora estoy grabando e intentando buscar nuevas canciones. Estoy feliz, hace tiempo que me siento muy cómodo tocando solo.
--Hacés lo que te gusta.
--Es lo que mejor me sale. Por eso, para mí es el mejor trabajo del mundo.
--¿Cómo elegiste a tus músicos?
--Los conozco por haberlos escuchado en diferentes lugares. Los fui llamando y nos fuimos probando los unos a los otros. La diferencia con los Cadillacs es que aquello era puramente por amistad y esto es musical.
--¿Fue difícil volver a empezar?
--Todo puede sonar difícil antes de comenzar. Hay que armar una banda, consolidarla, que suene bien, componer un buen cúmulo de canciones que estén buenas, desarrollarse aún más como cantante y como compositor. Creo que hasta el momento logré todas esas cosas.
--¿Sos un privilegiado?
--Hoy entro a un estudio que me lo paga una compañía en donde puedo grabar mis canciones. Vengo todos los días a las 10 de la mañana, me pongo a trabajar y lo siento como un placer. Hago lo que me gusta y encima me pagan. Soy un agradecido.
--En realidad no estás tan solo. Tu mujer (Valeria Bertucelli) te acompaña siempre.
--Es verdad, junto a mi hijo Florián.
--Ella es una actriz con mucho talento.
--Yo soy un fanático total. Cuando está trabajando no me pierdo un capítulo. La conocí trabajando y me parece una bestia de su trabajo, la mejor, tiene mucha capacidad.

El resto
Vicentico vendrá a nuestra ciudad con Dani Buirá (batería y percusión), Daniel Castro (bajo y contrabajo), Marcelo Muir (guitarra y coros) y Juampi Di Saveiro (coros). Además, llegará una sección de vientos integrada por Ervin Stutz (trompeta, flugel horn y trombón), Alejo Von Der Pahlen (saxo soprano, alto, tenor, barítono y flauta) y Juan Scalona (trombón).


 

Nota de Franco Pignol

Diario La Nueva Provincia, Bahía Blanca

Viernes 26 de mayo de 2006