Se estrenó "Los guantes mágicos"

La rutina del aburrimiento


    Muchas expectativas creó Los guantes mágicos antes de su estreno. Resultaba irresistible no tentarse con ver a Vicentico actuando en la pantalla grande. Además fue gratamente recibida en el festival de cine independiente, donde no solo proyectaron esta película, sino también una retrospectiva de la corta carrera de Rejtman como director.

    Pues bien, en expectativas se queda todo.

    Tenemos por un lado a Alejandro (un Vicentico totalmente desaprovechado) quien es taxista y acaba de romper con su novia. Podríamos decir que Alejandro transita su vida, aburridamente, como transita con su auto, y como lo hace la película. La rutina se hace costumbre, aún hasta cuando llega Valeria a su vida, una amiga de su ex novia. Entre películas pornos, adicciones a pastillas y alcoholismo (porque claro, todo ser que se precie de deambular por la vida sin rumbo, tiene que dejarlo bien en claro) la película nos lleva a un negocio que podría cambiar la vida de Alejandro. La venta de guantes mágicos.

    Apelando a situaciones absurdas, y un humor muy poco desarrollado, Rejtman nos lleva por la vida de estas personas, quienes nunca logran ser felices.

    Vicentico logra ser el punto mas alto de la película, pero no es mucho decir eso, no se emocionen.

    Con una actuación pobre, logra ser el que mejor parado queda, frente a una competencia de quien actúa peor.

    Los monólogos interminables, y los sin sentidos son el fuerte de la película. Si uno logra engancharse en eso, puede que hasta se ría en algún momento.

    Si usted es fan de Vicentico, seguramente irá a verla.

    Por favor compre pochoclos y bebida en la entrada, será la mayor satisfacción que encontrará ahí dentro.


 

Crítica de Austin Powers (Sergio Vera)

para www.lfcrarezas.com.ar

31 de mayo de 2004