PRENSA CADILLAC Y SUBCADILLAC DE TODOS LOS TIEMPOS 

 

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

TITULO: "Cadillacs de exportación"

MEDIO: Suplemento Sí de Diario Clarín

AUTOR: Cynthia Lejbowics (desde Lima)

CIUDAD/PAIS: Buenos Aires, Argentina

FECHA DE PUBLICACION: 5 de agosto de 1988

 

COMENTARIO: Primera visita de Los Fabulosos Cadillacs a Perú. Primeros tres show en país no limítrofe. Fueron tres noches consecutivas en la Feria Internacional de Pacífico, en las que los vieron 60.000 personas, con las canciones de "Yo te avisé!!" sonando en todas las radios y dando numerosas entrevistas.

 

ALGUNAS FRASES:

"Nosotros vinimos acá a hacernos de abajo, pero es impresionante lo que el ritmo hace a la gente que vive más al norte que nosotros. La calidez del público te predispone para tocar" (Vicentico) 

 

 

___________________________________________________________________________________________

 

En Lima los vieron más de 60 mil personas en tres noches sucesivas.

 

Después de sus incursiones por Chile y Paraguay, la visita de la semana pasada a Perú sirvió para confirmar que los Fabulosos pintan como otra de las bandas argentinas dispuestas a arrasar en Latinoamérica. Decenas de entrevistas periodísticas, la difusión masiva de sus temas por radio y tevé y el asedio constante de los fans limeños fueron algunos de los condimentos de esta primera salida "grande" de la banda.


    "¡Estamos en reperú, loco! ¡Esto es Pe-rú!", grita la eterna afonía de Sergio. Re-perú es, por ahora, una garúa finita y el aeropuerto repleto de turistas rubios en plan de visita folclórica. Los Fabulosos Cadillacs han llegado a Lima. La primicia se la llevan un cronista radial que está exprimiendo a Vicentico y una fan autóctona, incrédula ante lo que acaba de escuchar. "Tengo que ponerme los anteojos oscuros, me obligan porque soy una estrella de rock", le dice a la señorita uno de los chicos, el que mejor uso hizo de los generosos alcoholes chilenos servidos a bordo del avión.


    Despabilados más allá de snacks y bajativos aéreos, y dando fe de la maravillosa parsimonia habitual de los músicos en gira, Dany y Luciano Jr. se pasean por la cinta transportadora de equipaje mientras Naco Goldfinger graba con su video y Fernando estrena rollo fotográfico. Muy tranquis, Mario Spiker y el señor Flavio observan a Vainilla (capo de la imaginaria organización Vaino Producciones Internacionales), que está contabilizando los veintiocho tickets de otros tantos bultos que nos acompañan.


    A cargo de las relaciones públicas con los anfitriones quedan Pity Yñurrigarro, productor, y el manager de Los Cadillacs, Alejandro Taranto, El Bebe y Enrique (luces y sonido, respectivamente) ayudan a cargar el camión, rememorando sus felices tiempos de plomos.


    Obviando lo avanzado de la noche, un milico nos gasta: "¿Es verdad que los argentinos nunca pierden? Me contaron que a uno le preguntaron cómo les fue en Malvinas... Salimos subcampeones, contestó". La Feria Internacional del Pacífico es una exposición que se realiza en Lima dos veces por año. En un gigantesco predio parecido a la Rural, en el que se venden desde butifarras (typical sandwich) hasta cocinas a microondas y colchones, todo se detiene a las 8 p.m. para dar paso al Gran Estelar de la noche. La Feria dura quince días y este lunes, martes y miércoles el escenario habrá de pertenecerles a "nueve muchachos argentinos, nueve triunfadores... Los Fabulosos Cadillacs".

 


    "¿Por qué dicen que Charly García es un perejil?". La minuciosa pregunta de uno de los casi setenta periodistas presentes en la conferencia de prensa da fe del grado de información y expectativa que provoca la primera visita de Los Cadillacs al Perú. Saben todo: desde el número de asistentes al concierto del Velódromo hasta la supuesta pica con los otros grupos; pero lo vuelven a preguntar, empezando por el origen del nombre de la banda y de cada uno de sus integrantes.

    "Es muy «grosso» que sepan tanto de nosotros", va a comentar Mario después de hablar, incluso, con una emisora de Iquitos, en plena selva peruana. Y el ritual habrá de repetirse en las no menos de cincuenta notas que, haciendo gala de paciente profesionalismo, los chicos ofrecerán maratónicamente. Con la ventaja de ser un montón, claro, lo que favorece la distribución del trabajo.


    "¡Cinco minutos para el show!" El grito interrumpe momentáneamente el clima del confortable camarín. La enorme bandeja de tostados mixtos ya quedó vacía y los dos mozos se pueden dedicar por completo a destapar cervezas y gaseosas auspiciantes. "Hay que salir a horario, la feria es el único lugar en el que los peruanos somos ingleses"; pero la justificación del campechano empresario se pierde entre el sonido de los tres canos atinando.
La excitación imperante va creciendo hasta juntarse con el cosquilleo en la panza que provoca la musiquita del 007.


    Es lunes y bastante más de 10.000 personas insisten en que "hay que sacarla.. hay que sacarla..." y con el mismo ritmo la policía reparte algunos palos de los que solo se enteran los destinatarios. Al lado, nomás, las chicas profieren esos grititos agudos otrora tan de moda y, con las manos agarradas en alto, ensayan olas de ska.


    Dieciséis temas y un bis, con un 100 % de humedad, parecen juego de niños al lado de los infinitos autógrafos que quedan por firmar, mientras el stock de gorras amenaza con agotarse. El "Conde" Vicentico (como le bate el resto del grupo) está entusiasmado: "Nosotros vinimos acá a hacernos de abajo, pero es impresionante lo que el ritmo hace a la gente que vive más al norte que nosotros. La calidez del público te predispone para tocar".


    El segundo día, Mario y Flavio salen hacia las radios, acompañados por un agente de la CBS. Todo es muy correcto y formal hasta que, vaivenes del lenguaje de por medio, la pregunta queda flotando sin respuesta: "¿Ustedes se reunieron por amistad o por una acogida?". A partir de ese momento, nadie se privará de mencionar la maravillosa acogida peruana.


    Vicentico, Vainilla y Sergio ya están ingresando por la puerta grande al estudio de televisión desde el que una platinada señora conduce "Aló, Gisela", remedo peruvian del argentinian "Hola, Susana", copia a su vez del itálico "Pronto, Rafaella". Al subdesarrollo no hay con qué darle.

 


    Las solidarias leyes que rigen a este "grupo humano maravilloso" han permitido que, entretanto, Naco, Luciano y Dany disfruten desenterrando de la arena el jeep que acaban de alquilar. Ai día siguiente les tocará a ellos la ronda de reportajes.


    Volviendo al hotel después del segundo show, en el que casi 20.000 tipos sacudieron el cemento de la Feria, Mario profetiza: "Ayer sembramos, hoy regamos y mañana cosechamos". Nadie contesta, porque en la combie nos quedamos todos mudos: Luciano se ha dado cuenta tarde que hay que doblar a la izquierda, y el jeep queda haciendo equilibrio sobre dos ruedas.
 

    Llega el último día y las fotografías para el Suple, todavía pendientes, resultan la mejor excusa para el único rato turístico de la gira. Mientras vamos hacia "el viejo puente, del río a la Alameda", la radio permite comprobar que las abundantes provisiones locales de salsa están descansando un poquito y que El genio del dub y Mi novia se cayó en un pozo ciego son ios hits indiscutidos en todas las emisoras.


    Camino del Paseo de los Suspiros, lugar de enamorados, e! tránsito del centro de Lima nos deja atrapados: las Fiestas Patrias con las que se celebra la Independencia del Perú han sacado a todos los limeños a la calle. Y son muchos. Apenas si queda tiempo para una ducha antes del tercer concierto, que conjugará la calentura del primero y la seguridad del segundo.


    Faltan seis o siete y son 35 mil los peruanos presentes, incluido Sendero Luminoso que, por puro afán de contradecirse, deja sin luz a toda Lima exactamente en la mitad del show.


    Generadores de tensión mediante, la presentación llega hasta el final y todos festejan, incluido el dueño de la feria, un señor mayor que baila con su esposa al son del saxo de Naco.


    "Yo soy medio inconsciente —confirma Luciano, buscando su gorra—. Me mando a tocar y no me entero de nada". Vicentico coincide: "Yo también tengo ataques de que no me importa una, subo al escenario y me desinhibo por completo. Pero esta onda en Perú fue una verdadera sorpresa".


    La suma da redonda: más de 60.000 personas en tres shows. Sus temas sonando a toda hora en radios y disquerías limeñas, amén de abundantes promesas de regreso. Los Fabulosos Cadillacs están contentos y apuntando cada vez más arriba.


    Ya volviendo, en el aeropuerto, Yñurrigarro pelea con el empleado de Lan-Chile que no habilita pasajes para todos. El Bebe tendrá que quedarse un día más y los otros ya estamos en la sala de preembarque.
 

    —Cómo jodieron con Perú. Todos los días me preguntaban lo mismo: "Y, Pity, ¿cuándo vamos a Perú? Y, ¿cuándo vamos a Perú?" Se escucha la chanza paternal del productor.
    —Y, Pity —le contesta Flavio a diez mil metros de altura— ¿Cuándo vamos a México?

 

___________________________________________________________________________________________

 

COME ON, NENA

 


    Exceptuando una gran presentación que se prepara en el Velódromo para el día de la primavera, las de hoy y mañana serán las últimas actuaciones de los Fabulosos Cadillacs en el próximo mes y medio. El lunes entran a los estudios Panda para comenzar a grabar el tercer larga duración de la banda, que saldrá a la calle en octubre y todavía no tiene título definitivo. De los doce temas previstos, solo dos tienen nombre: "Revolution Rock", canción que hacían tos Clash y que los Fabulosos empezaron a tocar en Obras; y "Twist & Shout", una versión sudaca del celebérrimo tema de los Beatles, (con coros que dicen "Come on, nena"en lugar de "Come on, baby").


    Celia Cruz (ver nota a David Byrne, en páginas 4 y 5) y Willy Colón vendrían a la Argentina para grabar algunas salsas con los Fabulosos. Yo te avisé, el segundo LP (que ya fue disco de platino en nuestro país), acaba de ser editado en Venezuela, México, Colombia y Bolivia.
 

___________________________________________________________________________________________

 

___________________________________________________________________________________________

 Volver a EXPEDIENTES LFCRAREZAS