PRENSA CADILLAC Y SUBCADILLAC DE TODOS LOS TIEMPOS 

 

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

TITULO: "Subiendo el volumen"

MEDIO: Suplemento Ritmo Joven, La Nueva Provincia

AUTOR: José Luis Ponte

CIUDAD/PAIS: Bahía Blanca, Argentina

FECHA DE PUBLICACION: Domingo 23 de septiembre de 1990

 

COMENTARIO: Los Cadillacs pasaban por Bahía Blanca (Prov. de Buenos Aires) mientras ultimaban detalles para el lanzamiento de Volumen V. En la entrevista hablan de la realidad que vivía por aquel entonces la Argentina, sus postergados planes de empezar a tocar en el exterior, el compromiso, el arte, su nuevo disco...

 

ALGUNAS FRASES:

"Si bien todos soñamos con poder viajar, presentarnos en Estados Unidos y llenarnos de plata, en el fondo sabemos que tocamos porque nos gusta y porque nos sentimos bien" (Sergio Rotman)

"Uno nunca sabe si las cosas están bien o mal. No se sabe si Menem es un capo o un loco. Tampoco si los diputados son todos corruptos. Nuestro país es muy raro". (Vicentico)

"Si bien todos los discos muestran algo diferente y que los caracteriza, en "Volumen Cinco" tuvimos un control absoluto sobre la producción. Hicimos lo que quisimos (...) Ahora tenemos entre 24 y 26 años, contra los 18 del comienzo. Podemos discernir sobre el futuro" (Sergio Rotman)

"Si nosotros tuviésemos la fórmula de cómo hacer lo que la gente busca, seríamos millonarios" (Vicentico)

"La continuidad pasa por nosotros, por sentirnos y llevarnos bien. El disco puede salir, ser un éxito total y nosotros seguiremos laburando. O puede ser un fracaso comercial y continuaremos trabajando igual, a lo sumo con un poco de mala cara". (Vicentico)

 

 

 

 

LOS FABULOSOS CADILLACS

SUBIENDO EL VOLUMEN

 

 

Satánicos?, o simplemente alegres, divertidos y desprejuiciados. Los Cadillacs pasaron por Bahía y el Club Universitario marcó su tercera visita por estos lares. Uno por uno fueron bajando del colectivo negro. Gaby Vicentico Fernández (voz), Aníbal "Vainilla" Rigozzi (guitarra), Mario Spikerman (teclados), Fernando (batería) y Flavio (guitarra). Dany, Naco y Sergio (vientos), continuaron el descenso. Después, y mientras se ultimaban los detalles de la rigurosa prueba de sonido, nació la idea. Se dividieron en dos grupos, pidieron una pelota de fútbol y empezaron el "picado", aprovechando los arcos del gimnasio. Fue sólo el precalentamiento para el recital de la noche del lunes último. Los Cadillacs iniciaron su "Conversación Nocturna" a las 23. De ahí en más, todo fue alegría. La música se apoderó de los casi tres mil jóvenes que participaron del espectáculo. Los Cadillacs tocaron para todos...

 


 

Es uno de los líderes naturales del grupo. Sergio tomó la iniciativa y no dudó en definir el espíritu actual de la banda. "Tanto compositiva como musicalmente, me parece que estamos en el mejor momento desde que empezamos". Hoy, y sin poder escapar a la realidad del país, el concepto de Sergio también incluye la relación con el público. No obstante, coinciden en manifestarse conscientes de las limitaciones impuestas por la crisis. Entre ellas, destacan la postergación de su tan esperada gira latinoamericana. Tampoco pudieron escapar al parate general y que, en su caso, se prolongó por casi dos meses. Pero también aprovecharon estas situaciones adversas para recoger enseñanzas.

"La impase —admitió Sergio— nos sirvió para recuperarnos del alejamiento de Luciano y, además, para superar los inconvenientes provocados por la separación de nuestro productor".

Dicen que sólo frenaron su ritmo para planificar la estrategia posterior.
En ese espacio no hubo tiempo para la desilusión.
"Si bien todos soñamos con poder viajar, presentarnos en Estados Unidos y llenarnos de plata, en el fondo sabemos que tocamos porque nos gusta y porque nos sentimos bien".
Después, aparecieron las palabras de Mario.
"Obviamente, una gira importante renueva las ganas de seguir. Pero tampoco vamos a desmoronarnos porque las cosas no salen como las planeamos".
Admiten, a través de lo dicho por el mismo Mario, que el panorama actual ya no es tan favorable como hace apenas un año.
"Hasta mediados del '89, trabajar en el mercado latinoamericano implicaba la salvación económica. Pero en países como Perú, Colombia o Méjico sucedió lo mismo que acá. Todos atraviesan por una cuestión similar a la nuestra y, desde el punto de vista político, peor".
La voz de Sergio, otra vez, fue contundente para afirmar que el dedo de Estados Unidos presiona por todas las fronteras.

 


 

"Volumen Cinco" es el título elegido para su próximo álbum.
"Hacia él volcamos todas nuestras fuerzas. Estamos seguros que es lo mejor que hicimos hasta ahora", dijo Sergio.
El registro mantiene la línea de sus predecesores, aunque se modificó la metodología del trabajo.
"Si bien todos los discos muestran algo diferente y que los caracteriza, en "Volumen Cinco" tuvimos un control absoluto sobre la producción. Hicimos lo que quisimos". No por ello reniegan de sus anteriores trabajos.
"Siempre tuvimos amplia libertad en las decisiones, sólo que ahora, al vez por madurez y mayor experiencia, necesitamos ejercer el control sobre todo lo que estaba pasando", admitió Sergio. Cada sonido y cada una de la letras de "Volumen Cinco" reflejan el estado actual de la banda.

"Ahora tenemos entre 24 y 26 años, contra los 18 del comienzo. Podemos discernir sobre el futuro".
Dicen que nadie les regaló nada y que este nuevo álbum va a servir para evaporar dudas.
"En realidad —continuó Sergio—, la gente que antes nos criticaba, no nos conocía. En la medida que fue creciendo nuestra popularidad, comenzaron a decir que estábamos tocando mejor. Pero nosotros siempre lo hicimos bien".
Para ellos, las razones de las críticas son simples. "Me imagino que a un tipo de 30 o 35 años, no le debe caer bien que vengan unos pibes de 21 y lo pasen por arriba. Nosotros, virtualmente, pasamos por encima de muchos grupos".
Admiten, desde su actual óptica, que les encantaría que lo mismo les sucediese a chicos de 20 años.
"Sería un honor. Siempre estuvimos abiertos a nuevas propuestas pero, lamentablemente, desde nuestra aparición, me parece que no salió nada tan fuerte".


Vicentico fue el último en sumarse a la charla.
El dice que no cree que el artista, frente a una realidad como la nuestra, deba cumplir un rol específico.
"Pienso que el arte, en general, no tiene qué, sino cómo. Lo importante, cuando se hace música, es cómo se la hace y no qué es lo que se hace. Lo mismo ocurre en las diversas ramas del arte. Un tipo puede recitar un poema y, a veces, lo que dice deja de tener importancia frente a cómo lo dice".
Vicentico reconoce que siempre, detrás de toda expresión artística, hay un mensaje implícito.
"Pero no tiene por qué reflejar una visión demasiado chica para lo inmenso que es la música".
Los Cadillacs no quieren achicar el panorama.
"Podemos hablar de la situación del país y cómo está todo. Pero si uno no tiene ganas, no tiene por qué hacerlo. Sería limitarse, como hacer jingles".
Sostiene que la música no puede estar al servicio de algunas cosas, sino que debe reflejar el sentimiento del artista.
Tampoco reniega de quienes eligen el camino de la canción testimonial.
"En tanto y en cuanto se hagan bien, estoy de acuerdo con todas las propuestas. Hay músicos que hablan de ciertas cosas y son malos; y otros que no dicen nada, y son buenos".
Enseguida apoyó sus argumentos en un caso específico.
"Piero siempre habló sobre un montón de cosas. Sin embargo, nunca le llegué a creer".
Esa es su visión del arte, la que sustentó a partir de sus influencias.
Sobre las necesidades del público, Vicentico sostiene que no tienen que coincidir con las del artista.
"Si nosotros tuviésemos la fórmula de cómo hacer lo que la gente busca, seríamos millonarios".
Reconoce que la propuesta de la banda es mucho más simple que todo lo evaluado.
"Pasa por hacer canciones que nos gusten. No nos interesa ni el humor, ni decir las cosas en serio, sólo queremos reflejar lo que nosotros sentimos".

 


 

En el plano personal, Vicentico cuenta que vive la realidad argentina con mucha confusión.
"Uno nunca sabe si las cosas están bien o mal. No se sabe si Menem es un capo o un loco. Tampoco si los diputados son todos corruptos. Nuestro país es muy raro".
Insiste que hablar de libertad, en una situación donde hay gente no tiene para comer, es muy difícil. "Nosotros siempre laburamos sin presiones. No todo pasa por la guita. La libertad también se la fija uno, no aceptando reglas o condicionamientos".
De cara al futuro, Los Cadillacs persiguen objetivos puntuales.
Entre las metas, anotan una importante gira que se extenderá hasta Estados Unidos. -
"Está picando en el área —dice Sergio—, sólo falta el último golpe. Diría que, para que se concrete, hay un 90 por ciento de posibilidades".
El tour comenzaría en Los Angeles. Proseguiría por otras ciudades estadunidenses hasta finalizar en Méjico.
La presentación de "Volumen Cinco" es él siguiente paso a dar.
Junto al álbum se renuevan las esperanzas.
"Es una maravilla. Le tenemos mucha confianza. Pero la continuidad del grupo no depende de su éxito".
Vicentico salió al cruce de las versiones que señalaban la decadencia de la banda.
"La continuidad pasa por nosotros, por sentirnos y llevarnos bien. El disco puede salir, ser un éxito total y nosotros seguiremos laburando. O puede ser un fracaso comercial y continuaremos trabajando igual, a lo sumo con un poco de mala cara".
Sobre la presentación de "Volumen Cinco", todavía aún no hay nada concretó y, posiblemente, la cumplan después de la gira.
"Tenemos muchas ganas de tocar en la Capital. Por el momento, seguimos pensando en la gira".
El álbum ya se terminó de grabar. Quedan los últimos detalles para su edición.
El lanzamiento comercial está previsto para mediados de octubre y la presentación capitalina se realizará sobre fines de noviembre.
El registro está compuesto por nueve temas, entre ellos, dos covers.
"Uno no sabemos a quién pertenece. Se trata de una banda colombiana o ecuatoriana que la escuchamos, por casualidad, durante una gira, en una FM. El restante es un tema de los Rolling Stones", relata Vicentico.
Un rebote, los piques de Mario, la gambeta de Sergio y todo el cansancio. En realidad, el deplorable estado físico de los protagonistas, limitó el "picado" a un ratito. Tocando son, sin dudas, mejores. Ahora Los Cadillacs quieren levantar su volumen...

 

 Volver a EXPEDIENTES LFCRAREZAS